Ejecución de kipping en posición de Arch

¿Afecta estar sentado a la técnica de kipping?

El kipping es uno de los movimientos gimnásticos esenciales en CrossFit. ¿Te imaginas cómo
puede afectar estar sentado durante muchas horas al día a una correcta realización del kipping?
Los músculos involucrados en este ejercicio están preparados para ejecutar movimiento de contracción y para permitir una correcta elongación. Es en esta última posición en la que la movilidad y elasticidad de determinados músculos juega un papel importante para la ejecución de una técnica óptima.

Los efectos negativos de la sedestación prolongada en una correcta ejecución del kipping:

La mecánica del kipping consta de un movimiento de flexión o hollow y extensión o arch del tronco. En menor medida, muscularmente hablando, también participan las piernas alrededor de un eje transversal a la altura de las caderas. Generalmente la extensión puede estar más limitada que la flexión, ¿por qué?
La sedestación prolongada en nuestro día a día afecta irremediablemente al estado de nuestra musculatura, es muy importante moverse mientras estamos sentados, así como adoptar una correcta postura. Un músculo acortado va a realizar con gran competencia su función principal, sin embargo, va a estar tenso en el momento que necesitemos realizar otro movimiento que implique extensión de cadera, como es el caso del arch.

¿Qué músculos intervienen cuando ejecutamos el kipping?

Durante la fase de extensión del kipping (arch) se van a ver solicitados, primordialmente, dos músculos: psoas ilíaco y recto anterior del abdomen. A mayor capacidad de elongación delmúsculo, más competente va a ser el movimiento. Los músculos flexores que permiten, por su estiramiento y contracción, la realización de kipping son el psoas-iliaco, principal flexor de la cadera, y el recto anterior del abdomen, músculo esencial en la flexión del tronco. Estos últimos permanecen inactivos y en situación de acortamiento cuando estamos sentados.

En la posición de arch interviene el psoas, un músculo multiarticular que tiene inserción en el
muslo y en todas las vértebras lumbares. La puesta en tensión y acortamiento del músculo provocará
dolor en la ingle o en la zona lumbar. Esto se debe a que esta última se somete a una hiperextensión producida por falta de elasticidad.
El recto anterior del abdomen se encuentra suspendido como una banda elástica en la parte anterior del vientre. Si mantenemos constantemente nuestro tronco en una posición de “semiflexión” o encorvamiento, corremos altas probabilidades de que este músculo sea ineficiente en la fase de extensión (arch).

La sensación de incomodidad durante la ejecución del kipping puede ser un claro indicio de la
falta de movilidad y flexibilidad de la zona, por ello conviene aumentar estos parámetros con ejercicios específicos para evitar dolores, lesiones y fomentar una técnica de kipping más fluida.

Fuente: A. Kapandji «Fisiología Articular. Tronco y raquis». Tomo 3.

Texto adaptado por Álvaro Chapa, especialista en masaje deportivo y osteopatía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *