Entradas

Boxeo, la última tendencia

 

Quien se inicia en el boxeo por primera vez es un hecho que lo convertirá en su modus vivendi. El nivel de satisfacción que produce la superación personal y la disciplina que motiva al boxeador a levantarse por la mañana no se encuentran en ningún otro lado. Los resultados visibles y las emociones encontradas que van desde vendarse las manos hasta el primer jab, suenan a una victoria sobre nosotros mismos, cambia la vida de cualquiera para mejor.

En otro tiempo, boxear, estaba asociado con los incomprendidos y rebeldes sin causa permaneciendo durante décadas en guetos. Se había convertido en tabú con única presencia en los barrios marginales.

Este deporte se ligaba a ese morbo por la violencia, la cual dejaba grandes sumas en las peleas; pero detrás de esa escena de dos hombres enfrentándose, siempre hay un trasfondo humano lleno de grandes historias de victoria, no sólo aquellas que convirtieron a algunos en leyendas del ring, sino de cada hombre y mujer que lanzaron por primera vez su primera izquierda-derecha mientras sobrevivían a sí mismos.

En el momento que se entendió esto, el boxeo se ganó el respeto y el lugar entre los grandes entrenadores de las celebridades y en los gimnasios de lujo de forma que nos ayuda a librar la guerra contra las enfermedades cardiovasculares y mantiene a nuestros propios demonios al margen hasta desaparecer. Poco a poco los grandes beneficios de boxear se han impuesto a estos prejuicios, siendo cada vez más los centros que incluyen esta disciplina o clases colectivas con coreografías inspiradas en el boxeo.

El boxeo como alternativa deportiva no exige contacto, en algunos centros es una opción. Ahí la sangre es un mito, te equipan con protección para no sufrir el impacto de los golpes. Sin embargo, ahí en el ring o también conocido como el cuadrilátero, es donde más se suda, por esa misma situación de alerta que produce con solo mirar al contrincante mientras mantienes la posición de defensa. La misma adrenalina nos prepara para esquivar o responder durante los rounds, de tres minutos cada uno.

El boxeo es altamente adictivo, así como una de las mejores formas de desarrollar la fuerza física y mental en un tiempo record combinándolo con otras disciplinas que lo complementan y ayudan a desarrollar la fuerza y la velocidad.

«El ritmo lo es todo en el boxeo. Cada movimiento que haces comienza con el corazón» Sugar Ray Robinson, Boxeador

Fuente: ABC.

 

¿Por qué entrenar Boxeo?

El Boxeo está de moda. Pero no el clásico Boxeo de contacto. Lejos de los mitos del boxeo underground y violento, lejos de los combates míticos de Mike Tyson o de El Potro de Vallecas, lejos de los deportistas golpeados y ensangrentados, el Boxeo de guante blanco o sin contacto es uno de los deportes o entrenamientos más actuales hoy en día. Ya es posible practicar con el saco o dar unos golpes en un ring en pleno paso de la Castellana de Madrid.

Pero, ¿por qué está de moda el Boxeo? ¿Por que entre los hombres y mujeres se está extendiendo el entrenamiento del Boxeo? Es uno de los deportes más completos y que, quizás, más variables requiere controlar, un esfuerzo extra, que veremos recompensado con una mejora en las capacidades tanto físicas como psicológicas, pasando por las neuromotoras.

Fortaleza mental y autodisciplina

A nivel mental el cambio es inmediato. En la práctica del Boxeo no sólo preparas tu cuerpo para un esfuerzo concreto, sino que requiere una adaptación constante a los cambios de ritmo del entreno. Por tanto, no estamos hablando sólo de concentración, también nos referimos a explosividad, capacidad de recuperación, aumento de reflejos, control del estrés y por supuesto coordinación.

La coordinación nos permite tener más estabilidad al controlar las inercias creadas por nuestro peso corporal al golpear, esquivar y desplazarnos, lo que provoca que, si la conseguimos dominar, nuestro esfuerzo será menor que si realizamos los diferentes ejercicios con poca eficiencia y sin aprovechar nuestro peso corporal, aumentando nuestro agotamiento y sin permitirnos aguantar un ritmo elevado, ya sea de combate o simplemente de entrenamiento.

Entrenamiento físico integral y cardiovascular

Físicamente, el Boxeo es uno de los deportes más completos. Se entrena el cuerpo entero de una manera integral y coordinada, con movimientos en los que intervienen varios grupos musculares y un entrenamiento a alta intensidad. Este tipo de entrenamiento fortalece tanto el tren superior como el inferior, además de provocar una rápida quema de grasa y una gran definición muscular.

Por su parte, a nivel cardiovascular, aprenderás a dosificarte y a conocerte a ti mismo. Reconocerás los límites de tu cuerpo y conseguirás que tu corazón se vuelva más fuerte y resistente, ayudándote en la práctica de otros deportes o en tu día a día (al subir unas escaleras, o al correr para no perder el autobús).

Mejora tu confianza y alivia el estrés

Como todo entrenamiento de lucha o artes marciales, al aprender técnicas y movimientos concretos del boxeo, además de al conseguir un mayor rendimiento atlético y una mayor resistencia, te volverás más seguro de ti mismo, más capaz de afrontarlo todo desde una perspectiva más positiva y una mejor actitud frente a la vida.

Además, no hay que olvidar que uno de los principales motivos por los que hoy en día acudimos al gimnasio (con permiso del cuidado del cuerpo) es la liberación de tensiones y del estrés de un duro día de trabajo. El Boxeo, ya sea pegando al saco o en combates de sparring (combates técnicos para aplicar lo aprendido durante la clase), se convierte en una válvula de escape que te permitirá dejar el mal rollo en el gym en lugar de llevártelo a casa, generando una sensación de bienestar físico y mental.

¿Te apuntas a probar una clase de Boxeo en plena Castellana de Madrid?